El blog ha estado estos días con la luz apagada y las sillas sobre las mesas y va a seguir así unos días más. ¿Por qué? Porque he estado liada con la Mereth Aderthad, la “Fiesta de la Reunión”, o dicho de otro modo, la Convención Anual de la Sociedad Tolkien Española.

Este año va a ser especial. Muy especial. Porque será en Alicante y porque habrá muchas cosas para que todo el mundo pueda ir, ver y disfrutar. Y yo apenas estoy ayudando un poco a gente que está trabajando mucho, muchísimo, para que todo salga bien y podamos haceros pasar un rato agradable entre conferencias, música, cuentos y amigos.

Por eso estoy desconectada, porque suelo tener poco tiempo libre y en esta ocasión se lo lleva, porque se lo merece (eso y más), la Sociedad Tolkien Española. Así de paso estoy aprovechando para pensar un poco en El Trato™ y en cómo enfocarlo a la vuelta, y en otros proyectos y cosas que están, de momento, necesariamente aparcados.

Pero no os olvido, al revés. Sois parte de mis desvelos y acicate para intentar hacer mejor más cosas que antes. Cuando vuelva de la Tierra Media habrá reapertura de la Biblioteca y, esperemos, nuevas historias que contar(nos). Porque habrá ganas, muchas ganas; es lo que siempre pasa tras una Mereth Aderthad.