Un par de entradas atrás puse una breve notita sobre una página en internet donde se puede encontrar información simple, directa y clara acerca del nivel de paranoia necesario para esto del carbunco. La noticia apareció también en mi Barrapunto, y allí me pidió un lector que la tradujera, lo cual hice. Podéis consultar la traducción aquí. Para los que leáis inglés, siempre es mejor acudir al original, que además ha añadido nueva información desde que miré. Aparte de estos consejos, se encuentra excelente información sobre el carbunco (gracias, Chewie) en la versión digital de El País del martes 16, en la sección Sociedad. Id al apartado “Salud”.