Buf, a patadas. Pero como tengo la tarde tonta, aquí van algunas que me angustian vilmente las muy canallas y no me dejan dormir la película:
– Por qué cuando en la tele anuncian algún medicamento sólo te dicen “Pregunte a su doctor si Mambrinix es bueno para usted”, y no te dicen si Mambrinix cura la gripe, el sarampión, la impotencia o los uñeros. De hecho, no te dicen nada de nada de lo que hace Mambrinix.
– Por qué me han vuelto a llamar para ser jurado si la primera vez ya les dije que no soy ciudadana estadounidense. Una pensaría que me borrarían de la lista de candidatos en aquel momento, pero al parecer les dio pena.
– Cómo es posible que nadie en su sano juicio considerara alguna vez que el peinado estilo Chekov fuera atractivo.
– Cómo porras funciona un delco.
– Qué porras es un delco.
– Por qué no se vende Silly Putty en España.
– Cómo hace Neil Gaiman para escribir tan bien.
– Por qué se extinguieron los Quetzalcoatlus, con lo monos que eran.
– Por qué, cuando no se me ocurre nada que decir en el blog, me pongo a escribir chorradas, y cuánto dinero me daréis para que me calle (también acepto sobornos culinarios y bibliográficos).