KokopelliMe encuentro en un estado de transición, migrando despacio de la introversión invernal a la vaguería veraniega (je, alguno pensaba que iba a ser extroversión veraniega, ¿verdad? No señor, una es vaga y bien vaga). Parezco a ratos una canción de Mecano y a otros ratos el acompañamiento vocal de una pieza de Sergio Mendes. Estoy, en suma, indeterminada cual electrón.
El entorno no ayuda. Hoy me he pasado un rato por la librería del campus y no sé por qué pero no hacía más que fijarme en lo bizarroextraño. Curación energética de mascotas. Homeopatía y menopausia. Cuidado New Age de tu perro. La guía espiritual de la mujer. Encuentre a su ángel de la guarda (sí, fans de [{Connie Willis http://www.scifi.com/sfw/issue17/interview.html}], sí: esos libros son reales). Gente que [{pinta gatos http://www.whypaintcats.com}] (no que pinta gatos en el sentido de hacer cuadros con gatos como protagonistas, sino que pinta los gatos de colores, animalitos). La repanocha en bote, o más bien entre cubiertas, y yo allí mirando e intentando (en vano) poner cara de póker. He hecho otro valiente intento de conseguir [{“A Devil’s Chaplain” http://www.amazon.co.uk/exec/obidos/ASIN/0297829734/202-4651656-5064608}] de Richard Dawkins, pero niente: aquí en USA no sale hasta por lo menos Septiembre, así que me quedo con las ganas. Menos mal que existe [{Larry Gonick http://www.larrygonick.com}] para aliviar la espera, y documentarme un poco de paso. Si es que se me centra la neurona, claro, que últimamente, veo pasar algo brillante y me despisto.
Parece, en suma, que [{Kokopelli http://raysweb.net/canyonlands/pages/anasazi.html}] anda cerca estos días, tocando la flauta. Como lo pille, se va a enterar.