He hecho una cosa.
Ya sé que hace casi un año que no hago nada (aquí), pero he hecho una cosa, con la que he estado dando la brasa en Twitter en grado medio-alto y la cosa está hecha y ahora qué.
Es un relato, porque me gusta escribir relatos, y si alguien me preguntara qué le pides a la vida diría algo así como [/escribir cosas que vosotros queráis leer/].
Ya hice una cosa parecida a la que llamé [{“La Aventura del Cuadro Cambiante” http://www.daurmith.com/Relatos/cuadro_cambiante.pdf}]. Un pastiche holmesiano, en la honorable tradición de los pastiches holmesianos antes de que [/fanfiction/] se convirtiera en una mala palabra.
Me equivoqué con aquella historia: la empecé a publicar antes de terminarla, usé el punto de vista equivocado, descuidé algunos puntos de la trama para mantener un cierto ritmo de actualizaciones. Pero aun así me gustó cómo quedó, y aunque ahora cambiaría bastantes cosas, no me arrepiento de haberlo hecho; me divertí mucho.
Ahora he escrito otro pastiche. Bueno, lo estoy revisando en estos momentos. Y puestos a resucitar el blog (que es algo que debería haber hecho hace mucho), esta es una excusa tan buena como cualquier otra y mejor que muchas y me aterroriza un poco porque cuanto más leo la historia menos segura estoy de ella, sobre todo porque nadie más la ha visto hasta ahora. Pero otra gente que sabe de esto me dice que eso es normal y que todos se sienten así, hasta Gaiman, sólo que de Gaiman no me lo creo. Y que me deje de tontás y publique, que lo prometí por Twitter.
Pues bien: publicaré. Por entregas, como la otra, porque el buen folletín se sirve por entregas, y esta es una historia clásica de Holmes y Watson en el Londres victoriano con sus pipas y sus coches de caballo y sus telegramas, y porque así sufrís un poco vosotros también. Si es que la leéis.
Pero como los tiempos han cambiado un poco y ahora están de moda los [/book trailers/], yo voy a ser más original y voy a hacer uno; bueno, sería más bien un [/fic trailer/]. Claro que no sé hacer [/book trailers/], de modo que pondré el guión, hoy o mañana (aunque no sé hacer guiones de book trailers) y vosotros os imagináis el trailer y el relato. Claro que es un trailer y los trailers no son totalmente fiables…
Y eso era lo que os quería decir. Voy a ir apartando las sábanas, abriendo las ventanas, pasando el trapo por los estantes cubiertos de polvo y encendiendo la chimenea. Aquí o en otro sitio, La Biblioteca de Babel no se irá lejos.
Ave atque vale, amiguitos.