El cuchitril es un despachito aparte del laboratorio principal, donde hay un terminal X-windows que parece muy majo al principio pero que tiene menos memoria que un ministro acusado de cosas malas. Y hay un par de anticuadas mesas de despacho, de esas de metal, que apenas dejan sitio para lo que en otros tiempos pudo ser un sofa-cama y que ahora sirve para las pernoctas de Steve, de las que puede que hable otro rato. Me he venido simplemente a consultar el correo, y de repente se me ha ocurrido intentar entrar en el Blog. Ha costado, pero he podido. Lo que pasa es que no os voy a contar lo de esta tarde y el grupo de rezos porque este teclado no se puede configurar para tildes y cosas y ya estoy sufriendo bastante para no poner palabras con “enye”, que hay que ver, parece que no pero anda que no sale veces esa letra en cualquier entrada de las que pongo yo…

O sea, que luego m… Um, que luego nos vemos (otra tilde evitada con exit… evitada astutamente por esta su Bibliotecaria amiga).