Mi vecino de Blogger, Herbasco, ha escrito una entrada excelente y preciosa sobre el silencio. Muy recomendable, mucho. Él llama “libriños” a estas cositas que escribimos. Yo no sé cómo llamarlas; sé que rellenan algunos huecos que hasta ahora siempre habían quedado vacíos. Pero llamarlas “fibra de vidrio” o algo así, pues vaya, no me parece serio… Me gusta más “libriños”.