Esta entrada va para aquellos que, sin concerme, han estado leyendo este blog y han tenido la amabilidad de escribirme para decirme que les ha gustado. A todos, mis gracias: es muy bonito darse cuenta de que gente a la que no conoces de nada pasa unos segundos agradables leyendo estas cosas. No, lo digo en serio: es muy, muy bonito, y os agradezco que os tomárais la molestia de escribir. Muchas veces me he preguntado si estos “libriños”, como los llama Verbascum, no serán algún tipo de onanismo mental que no hace más que ocupar ancho de banda. Leer que algunos no lo consideran tal hace que sea incluso más divertido seguir con estas cosas. Por no mencionar que así se me ocurren más ideas, de modo que… temblad mucho.