Acabo de echarle un vistazo al contador (¿Obsesionada? ¿Yo? Qué vaaaaa…), y, ¡anda la osa! ¿Quién me lee desde el vecino estado de Idaho? ¿Y cómo porras me han encontrado por ahí? ¡Qué ilu! Misterios de la red…

Por cierto: en el tablón de mensajes de la Fundación Randi se menciona el mordisco genital de un jugador de fútbol a otro. Bueno, dado que es un tablón para hablar de escepticismo, supongo que está bien que se mencione a España en estos contextos algo ridículos antes que como estandarte de la superstición. Que aquí en USA sigue siendo un éxito el cretino de John Edward, que habla con los muertos y dice “el abuelo dice que por aquí todo bien, y que recuerdos”. Hay que tener la cara como el cemento Portland. No Portland de Oregon, Portland de Inglaterra.