Ya descorazona bastante la noticia de la toma de un teatro en Moscú con unas 700 personas dentro por parte de 29 rebeldes chechenos (otro día hablaremos de su curiosa manera de pedir el fin de la guerra), como para que encima El Mundo escriba, en la portada de su edición digital: Afirman haber entrado “a morir, no ha sobrevivir”. Y no, lo de que sea noticia de última hora y por tanto redactada con ciertas prisas no es excusa.

La agencia de noticias Kavkaz Center está siguiendo los acontecimientos muy en directo porque afirman estar en contacto con los terroristas, liderados por un tal Movsar Barayev. El enlace os llevará a su página en inglés.

Lo que no sé es por qué los catorce intentos de publicar esto no han funcionado hasta ahora…

P.S. Pocas horas después de escribir esta entrada veo que han corregido la falta de ortografía. Se agradece. Pero la hubo.