Y sin que sirva de precedente, ¡feliz día!
Esto de los “Días de” me suele dar algo de risa, pero claro, como somos así, cuando me toca de cerca me parece que los “Días de” son un gran invento y deberían celebrarse mucho y estar todos muy contentos y eso.
Y hoy es un Día de.
Hoy toca alegrarse mucho por la vida, y sobre todo la obra, de alguien que desarrolló una de las teorías más poderosas, explicativas y evocativas de la historia de la humanidad. El ancla que hoy por hoy nos acerca como nunca antes a la manera en que funcionan los seres vivos a lo largo del tiempo. Una teoría que ha revolucionado por completo la biología, en todos sus ámbitos, y que sigue aguantando con una elegancia casi inigualada todos los intentos de falsarla.
Chicos y chicas, miembros de todas las especies, hoy es el Día de Darwin. Feliz evolución a todos.