O sea, probando y fracasando. El ScribeFire no parece ser un éxito: errores de JavaScript al empezar, y una primera prueba en la que al parecer he escrito una entrada llamada %fEegHtcKww%. Soy la mar de creativa. A Batman nunca le pasan estas cosas.
P.S. Sí, soy consciente de que esta entrada no es un procaso, sino un éxito. Pero ha sido a la segunda. Que conste. A Batman tampoco le pasan nunca estas cosas.
P.P.S. De todos modos el ScribeFire es lo mejor que he encontrado por ahora, de modo que me lo quedo y seguiremos con las negociaciones.
P.P.P.S. Deberíamos sacar más neologismos. Yo apunto “procasar” y “hecer”. Fatalistas pero útiles.