Como no tengo tele, suelo estar bastante desconectada de las cosas que por ella se emiten, pero…

– Espera, espera, ¿quién no tiene tele?
– Yo.
– ¿Se te ha roto?
– No, es que no tengo y ya está.
– Hija, qué rara eres…

Me apresuro a añadir, además, que no tengo nada en contra de tener tele. Tuve una durante años. Luego, por circunstancias, perdí la costumbre de ver la tele, y ahí sigo. Internet cubre más que sobradamente mi necesidad de entretenimiento, y la verdad es que no la echo de menos. Algún día me compraré una. Para jugar a la consola, probablemente.

– Pues yo sin tele no sé qué haría.
– No, si me parece perfecto.
– Es que eres rara, ¿eh?

Cuando voy al pueblo los fines de semana veo la tele porque en la casa del pueblo hay tele. Invariablemente recuerdo por qué no echo de menos tener tele, porque las conversaciones de después de comer son más o menos así:

– ¿Vemos una peli? -dice mi madre.
– ¿Qué hay? -preguntamos mi padre o yo, y mi madre echa mano del periódico. Aquí es donde la cosa se pone divertida.
– Pues a ver -lee mi madre-, en la Uno Coma Cuatro tenemos “El nido de la reina”…
EFECTO ESPECIAL: [ACORDE MAYOR]
– Luego va “Amenaza en el mar”…
EFECTO ESPECIAL: [ACORDE MENOR]
– Ah, y después “La cima de la muerte”.
EFECTO ESPECIAL: [ACORDE MAYOR, ACORDE MENOR, ¡ACORDE MENOR!]
Nos miramos, y pasamos a otra cadena, digamos la cadena Antena Pi.
– Aquí tenemos, a veeer… Ah, “Temblores”.
EFECTO ESPECIAL: [ACORDE MENOR LARGO, ¡ACORDE MAYOR!]
– Y luego, ¡”Mandíbulas”!
EFECTO ESPECIAL: [¡ACORDE MAYOR! ¡ACORDE MENOR! ¡¡ACORDE MAYOOOOOR!!]

Visto el panorama, desistimos y nos ponemos el DVD de “El Golpe” o algo así, sensato.
Pero al día siguiente volvemos a caer:

– ¿Qué hay en la tele?
– Vamos a veeer… En Tele Sigma, “Atrapada”…
EFECTO ESPECIAL: [VIOLINES]
– Luego, “No mires atrás”…
EFECTO ESPECIAL: [PIZZICATO DE VIOLINES, SINTETIZADOR CON ECOS]
– Y después “El último testigo”.
EFECTO ESPECIAL: [MÁS VIOLINES, CELLO EN ACORDES MENORES, UN ARPA]

Os hacéis una idea, supongo. Tras escenas como esta, lo siguiente que hago yo es sacar el portátil y ponerme a leer tvtropes o el foro de la JREF, o, a veces (pocas, menos de las que quisiera) me pongo a escribir una entrada de blog.

– Si son como esta, casi que prefiero que veas la tele, la verdad…
– La vida es dura.