La falta de actualizaciones de este fin de semana se debe a que lo he pasado en Portland asistiendo a la OryCon, una convención menor pero aun así jugosita de fantasía y ciencia ficción. No muchos “famosos”, aparte de Melanie Rawn, Larry Niven y Ru Emerson. Todo lleno de los dragoncitos exageradamente monos y adorables de Real Musgrave, y un alto nivel de frikismo con presencia incluída de ejemplares de fauna reptiliana sobre los cuerpos de varios participantes. Y una cacatúa sobre el hombro de lo que podría definirse como otra cacatúa. Pero me lo pasé muy bien.