célula apoptótica, como dice ahí abajoHala, qué sobresalto. Estos dos meses no he leído el periódico por Internet porque, en fin, lo tenía en 3D, y de todas formas tampoco lo leía porque tenía otras cosas que hacer. Y ahora vuelvo a Corvallis y a mi lectura de varios periódicos así salteaditos. Los que sean gratis, claro. Y ya he comentado alguna vez que me suele gustar mucho la sección de “Sociedad” de El País porque sus noticias de ciencia suelen ser majas y estar bien contadas. Sólo que hoy por poco me trago la lengua de la sorpresa al leer, en un artículo sobre el Nobel de medicina, lo siguiente referido a la apoptosis:

[…]Este proceso conocido como apoptosis (posiblemente derivado de apple-tosis , ‘degeneración de la manzana’ en inglés) […]

¡Toma ya, es que ni una! Pues no. Apoptosis es más bien un neologismo, construído a partir de la palabra griega apopiptein, que significa poco más o menos “caer”; en concreto la caída de las hojas en otoño. El término fue acuñado (o eso dicen Kerr, Wylie y Currie que fueron los primeros en describir el proceso en una publicación) por el profesor James Cormack. Todo lo cual tampoco es que sea muy importante, pero es que me ha dejado a cuadros la frasecita del artículo. ¿De dónde se habrá sacado el periodista lo de “apple-tosis”, y sobre todo que signifique “degeneración de la manzana”? ¿”Tosis” es “degeneración”? Joer estos ingleses, qué palabras tienen. Nada, que sigo atónita. Apoptosis, appletosis. Claro, lo normal. No salgo de mi asombro. Menudo pretzel mental.