Hoy he aprendido una nueva palabra: weltschmerz. Se usa para describir ese estado de ánimo que te atrapa a veces cuando miras a tu alrededor, ves el mundo, lo comparas con lo que podría ser, y dicho mundo se te cae encima. Pasa, por ejemplo, cada vez que enciendes la tele en España, o cuando lees los folletos de los fundamentalistas cristianos de aquí (cada vez más numerosos y vociferantes), o cuando lees los titulares del periódico últimamente. Aunque no me encuentro actualmente en estado de weltschmerz, me ha gustado la palabreja y me la guardo para cuando tenga tos.
Ah, ¿que qué quiere decir? Los alemanes son muy ahorrativos con los espacios, ya se sabe. Significa “mundo-dolor”. Es decir: la usas cuando te duele el mundo.