Vaya hombre. Ahora resulta que esto de tener un blog da más street cred que ser émulo de Bonnie & Clyde. Al menos según la panda de cantamañanas de la “Guía para el buen uso de Internet”, fusilada del inglés por Promusicae, SGAE y FAP, y que en su sección “Domina la jerga”, toma sha, nos define asina:

Blog: Abreviatura de ?web log?, un diario o revista que se publica en Internet. Los blogs a menudo se utilizan para publicar enlaces a archivos, que pueden ser copias ilegales de música, películas u otros ficheros multimedia.

Con dos cojbemoles.
Mangas verdes se ha hecho eco, junto a otros malvados blogs, y en Twitter va rodando la frasecita, junto a un enlace a una petición online para que retiren semejante memez.
Pero mientras, yo voy a jugar, a ver si alguien adivina cómo se llama esta falacia:

Un coche es una máquina para transportar personas o cosas. Los coches a menudo se utilizan para cometer infracciones de tráfico y matar gente.

Un bolígrafo es un utensilio para escribir. Los bolígrafos a menudo se utilizan para escribir apología del terrorismo y el racismo.

Una discográfica es una empresa de distribución de música. Las discográficas a menudo se utilizan para estafar y arruinar a bandas de música.

Una sociedad de derechos de autor es una sociedad para proteger los derechos de autor. Las sociedades de derechos de autor a menudo usan prácticas ilícitas para presentar denuncias.

Un cuchillo es un utensilio para cortar materiales o alimentos. Los cuchillos a menudo se usan para herir o matar personas.

Un zapato es una prenda de vestir que protege el pie. Los zapatos a menudo se usan para tirarlos a la cabeza de la gente que escribe PDFs idiotas.

Un blog es un diario o revista que se publica en Internet. Los blogs a menudo se utilizan para publicar enlaces a archivos, que pueden ser copias ilegales de música, películas u otros ficheros multimedia.

Un dinosaurio es un animal extinto. Los dinosaurios a menudo se utilizan en películas para perseguir al chico, comerse al secundario, y asustar a la audiencia. Salvo si son de color púrpura y se llaman Barney. Entonces sólo asustan a la audiencia.

¿Sigo? Pues eso.

Este blog, dicho sea de paso, va a ser utilizado para lo que a su autora le dé la real gana. Incluso para publicar enlaces a peticiones online de retirar semejante estulticia de los ojos de la gente que sabe pensar. Sí, otra vez. Que se podrá estar más o menos de acuerdo con el fondo del PDF, pero las cosas no se hacen así, leñe.